Cómo asar las coles de Bruselas

Coles de Bruselas. Molly Watson

El asado de coles de Bruselas resalta su profundo sabor a nuez. Asarlos puede convertir a más de un brócolis declarado enemigo de Bruselas en un amante de las coles de Bruselas. ¡Convierte a los enemigos en tu vida con facilidad usando estos sencillos pasos!

Como con todas las frutas y verduras, comience con coles de Bruselas frescas. Busque las hojas externas que son de color verde oscuro y vibrantes y los extremos del tallo que no son marrones o secas. Evite las coles de Bruselas que tengan hematomas, cortes u hojas doradas. Si ve coles de Bruselas ... MÁS sobre el tallo para la venta, cómalas, se mantendrán más frescas por más tiempo que las que hayan sido cortadas y vendidas sueltas.

Planifique aproximadamente 1/2 libra (8 onzas) de coles de Bruselas crudas por persona, y precaliente el horno a 375F (esa es simplemente la temperatura ideal, los copos se asarán muy bien en cualquier lugar dentro del rango 350F-400F).

Continúa a 2 de 6 a continuación.
  • 02 de 06

    Recorta las coles de Bruselas

    Coles de Bruselas recortadas. Molly Watson

    Trabajar con una bruselas brote a la vez - corte y deseche el extremo del tallo. Repita con todas las coles de Bruselas antes de pasar al siguiente paso (este es un truco que siguen los chefs profesionales que los cocineros caseros harían bien en imitar: complete todo un paso antes de pasar al siguiente para acelerar las cosas en la cocina).

    Saque y deseche las hojas de las coles de Bruselas. Solo la primera capa está bien o, si desea atenuar la intensidad del sabor de las coles de Bruselas, despegue lo suficiente ... MÁS deja ver un verde más suave. Repita con todas las coles de Bruselas.

    Este proceso de pelado bien vale la pena el tiempo. Las hojas exteriores son más duras y tardan más tiempo en cocinarse, y pueden producir brotes demasiado tostados. No se preocupe, no necesita tirar todas esas hojas bonitas. Envuélvalos sin apretar en plástico y cocínelos dentro de unos días; ¡pruebe un salteado rápido o sofríalos!

    Continúa a 3 de 6 a continuación.
  • 03 de 06

    Córtelos a un tamaño similar

    Coles de Bruselas a la mitad. Molly Watson

    Si bien, por supuesto, es posible tostar las coles de Bruselas enteras, tienen más superficie para dorarse y volverse deliciosas (y se ponen tiernas más rápido) si se toman un momento para cortarlas a la mitad a lo largo.

    Continúa a 4 de 6 a continuación.
  • 04 de 06

    Agregue aceite y recubra las coles de Bruselas

    Coles de Bruselas a asar. Molly Watson

    Ponga las coles de Bruselas recortadas en un molde para hornear o asar. Para una fácil limpieza, forre primero la bandeja con papel pergamino. Rocíe las coles de Bruselas con un poco de aceite y revuélvalas para cubrir los brotes de manera uniforme. Organízalos en una sola capa. Si quieres tomarte el tiempo para ponerlos boca abajo, terminarás con brotes más dorados.Espolvorea con sal y cualquier otro condimento que quieras usar.

    Continúa a 5 de 6 a continuación.
  • 05 de 06

    ¡Asómbrenlo!

    Coles de Bruselas a asar. Molly Watson

    Ahora puedes elegir. Puedes hacer coles de Bruselas asadas crujientes o coles de Bruselas asadas más blandas:

    Para coles de Bruselas crujientes: Simplemente coloca esta sartén de coles en un horno caliente (aproximadamente 375F es bueno) y tuesta hasta que estén doradas y tiernas, unos 30 minutos .

    Para coles de Bruselas más blandas: Vierta aproximadamente 1/2 taza de caldo de pollo o verduras, o incluso agua en la sartén, cúbralo y póngalo en un horno caliente durante 20 minutos, destape y continúe rostándolo hasta que broten los brotes. dorado y el líquido está completamente ... MÁS evaporado, otros 15 minutos.

    Continúa a 6 de 6 a continuación.
  • 06 de 06

    ¡Sirvan esos brotes!

    Coles de Bruselas asadas. Molly Watson

    Sirva las coles de Bruselas asadas calientes o al menos calientes; se mantendrán tibias y deliciosas durante 30 o incluso 45 minutos si las cubre y las coloca en un lugar cálido.

    Ahora es el momento de rociar con vinagre balsámico, espolvorear con pimienta negra recién molida, cubrir con virutas de queso parmesano, rociar con jugo de limón o agregar unas gotas de aceite de chile o hojuelas de chile si quieres servirlos con sabores adicionales.